el único temor



 26"No tengáis miedo, porque nada hay oculto que no vaya a ser descubierto, ni secreto que no llegue a saberse. 27Lo que os digo en la oscuridad, decidlo a plena luz; y lo que escuchasteis al oído, pregonadlo desde los terrados. 28No tengáis miedo a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma; temed ante todo al que puede hacer perder el alma y el cuerpo en el infierno. 29¿No se vende un par de pajarillos por un as? Pues bien, ni uno solo de ellos caerá en tierra sin que lo permita vuestro Padre. 30En cuanto a vosotros, hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. 31Por tanto, no tengáis miedo: vosotros valéis más que muchos pajarillos". (Mateo 10, 26-31)

10, 26   No les tengáis miedo

EL JUICIO LO DESCUBRIRÁ TODO. Se refiere al día del juicio, que sacará a la luz el secreto de conciencia de nuestra voluntad, y al gran día claro como la luz que descubrirá lo que ahora pasa oculto. Así nos recuerda que no hay que temer las amenazas, ni las intenciones, ni el poder de los perseguidores, porque el día del juicio pondrá al descubierto la inconsistencia e inutilidad de todo eso. Hilario de Poitiers, Sobre el Ev. de Mateo, 10, 16.

10, 27   Decidlo a plena luz

PROCLAMAR LO OCULTO. Nosotros no leemos que el Señor tenga costumbre de hacer declaraciones durante la noche y de transmitir sus enseñanzas entre tinieblas. Más bien todos sus discursos son como tinieblas para los hombres carnales y su palabra es como noche para los que no tienen fe; cada uno debe anunciar mediante una confesión de fe libre lo que ha dicho. Por eso Cristo manda predicar en la luz lo que ha dicho en las tinieblas, para que lo que se ha confiado secretamente al oído se entienda en las techumbres, o sea, mediante una proclamación que se eleva desde la boca del que habla. Hilario de Poitiers, Sobre el Ev. de Mateo, 10, 17

10, 28   Temed ante todo al que puede hacer perder el alma y cuerpo

LA DESTRUCCIÓN EN EL INFIERNO. Con la gehnna se está enfatizando el castigo eterno. Diciendo "gehnna" se significa la sentencia que aguarda a quienes reciben la retribución por haber nacido. 
Por medio de los nombres Jesús mostró que hay una gran diferencia de modo. A quí dice: "de los que matan", pero allí "de quienes destruyen" sin que haya aún salvación. Teodoro de Mopsuestia, Fragmentos sobre el Ev. de Mateo, 56. 

10,  30-31   Vosotros valéis más que muchos pajarillos

SIN MIEDO. Como si dijera: ¿Qué cosa de menos valor que unos pajarillos? Y, sin embargo, ni ésos serán cogidos en el lazo sin conocimiento de vuestro Padre. No dice que sea Dios quien los haga caer en el lazo, pues eso sería indigno de Dios, sino que nada de cuanto acontece le pasa inadvertido. Si, pues, Dios no ignora nada de eso y a vosotros os ama con más sincero amor que el de un padre, y hasta tal punto os ama que tiene contados los cabellos de vuestra cabeza, no hay motivo para que temáis. Mas tampoco quiso decir que Dios cuente realmente uno por uno nuestros cabellos. Con estas palabras quiso el Señor ponerles de manifiesto el cabal conocimiento y la grande providencia que de ellos tenía. Si, pues, Él sabe todo lo que nos pasa y puede y quiere salvaros, sufráis lo que sufráis, no penséis que lo sufrís por estar abandonados de Él. Realmente, no quiere el Señor librar a los suyos de sufrir, sino enseñarles a menospreciar el sufrimiento, pues ésa es, sin duda, la más cabal liberación del sufrimiento. "No temáis, pues; vosotros valéis más que muchos pajarillos". ¿Veis cómo ya el miedo se había apoderado de los apóstoles? Bien conocía el Señor los secretos de su alma. De ahí que prosiguiera: "No los tamáis, pues". Aun cuando lleguen a dominaros, solo dominaran lo que hay inferior en vosotros, es decir, vuestro cuerpo. Y éste, aun cuando no lo mataran vuestros enemigos, la naturaleza vendrá sin remedio a arrebatároslo. Juan Crisóstomo, Homilías sobre el Ev. de Mateo, 34, 2.



La Biblia comentada
por los Padres de la Iglesia
Nuevo Testamento, vol. 1a, p. 277-282
Director de la edición en castellano
Marcelo Merino Rodríguez 

0 comentarios

Publicar un comentario